Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestra web. Si continua navegando, acepta su uso.
Ventajas de utilizar equipos reacondicionados

Ventajas de utilizar equipos reacondicionados

Antes de nada, vamos a explicar en qué consiste un equipo reacondicionado. Se trata de elementos electrónicos (en este caso nos centraremos en ordenadores portátiles, sobremesa y monitores) que han sido revisados, reparados (sustitución de elementos que presentan algún tipo de fallo como puede ser la batería del portátil) y reembalados por el fabricante o intermediario y cuyas condiciones son las óptimas para su uso igual que si fueran nuevos.
El origen de los equipos reacondicionados suele ser de empresas que los alquila para su uso y los devuelve una vez finalizado el contrato (renting), productos utilizados en expositores o devueltos por un cliente dentro del periodo establecido.
Por ello, es posible que estos equipos tengan algunas marcas de uso como pueden ser arañazos en las carcasas o restos de pegamento de alguna pegatina. Pero son factores que no afectan al rendimiento del mismo.
Veamos las ventajas de este tipo de equipos:
- Relación calidad-precio: El precio suele ser entre un 50% y un 70% menos que si fuera nuevo, pero esta rebaja de precio no influye en la calidad ya que todos ellos pasan estrictos controles de calidad y rendimiento y se revisan hasta en 32 puntos. Además disponen de 2 años de garantía, la misma que los equipos nuevos.
- Cuidado del medio ambiente: Aunque no es una ventaja directa en el comprador, si que lo es para el futuro porque el consumo de equipos reacondicionados esta en consonancia con la regla de las 3R de la ecología: reducir, reciclar y reutilizar. Así reducimos el enorme impacto medioambiental que supone la fabricación masiva de equipos nuevos y reducimos la contaminación del entorno debida a la descomposición de los elementos de equipos mal reciclados.

    Dejar un comentario